fbpx

cuidados del tatuaje

Cuidar un tatuaje es sencillo si se tienen en cuenta una serie de ideas.

-Mantén el tatuaje limpio e hidratado constantemente. Se limpia con jabón PH neutro y agua tibia, y se hidrata con una capa muy fina de crema para el cuidado de tatuajes.

No vayas al gimnasio durante cinco días. No vayas a la piscina ni a la playa durante diez días para los tatuajes de línea y quince para los que tengan relleno. Queremos evitar el contacto con agentes como la sal o el cloro.

Evita los golpes o abrasiones en la zona tatuada. Evita la luz directa del sol y nunca te apliques láser para el vello hasta que haya pasado un mes por lo menos, puesto que estarás haciendo una abrasión sobre otra.

-Recomendamos tapar el tatuaje durante las primeras 36 horas, y frecuentemente quitar el plástico, lavarlo, hidratarlo con crema, y ponerte otro plástico. Si el tatuaje es realista o incluye grandes zonas son sombra o relleno, pregutna en el estudio, pues existen ciertas peculiaridades en cuanto al cuidado ya que llevaremos a cabo un cuidado en seco los primeros tres días.

-No te rasques ni permitas que el tatuaje se vea seco. No te arranques las costras de las líneas ni las pieles muertas de las zonas con relleno o sombras.

-Vuelve por el estudio en 15 días o mándanos una foto, para saber si es necesario repasar. En caso de que sea necesario, repasaremos tu tatuaje sin coste adicional durante los primeros seis meses.

A continuación describimos una serie de generalidades asociadas a unas prácticas de buen uso y recomendables para quien quiera saber más acerca de cómo cuidar su tatuaje.

Sí. Efectivamente. Te duchas sin film. Tu tatuaje es completamente resistente al agua >.< Te quitas el film para ducharte siempre. La ducha ha de ser con agua tibia en la zona tatuada. Después de aplicar agua, con la piel seca, aplica la crema. El cuerpo absorve el agua rápidamente, haciendo que el tatuaje se seque después de una ducha o una limpieza de la zona.

El jabón a emplear debe ser PH neutro (5.5 ). Hay algunos muy económicos en farmacias o supermercados. El jabón lagarto así como el de glicerina es PH neutro. Evitamos jabones con una base alcohólica.

Evita secar el tatuaje con toallas o con papel poroso, puesto que no queremos que tengas que volver a lavarlo porque se hayan quedado fibras de tela o papel. En muchos estudios recomiendan usar toalla de tela. A mi me parece una práctica no muy recomendable, porque a veces dejan hilos o fibras en el tatuaje, y la exhudación de este nos obliga a echarla a lavar cada vez que la usemos. Si usas papel, no uses papel higiénico, ya que es la peor solución en este sentido, pues se deshace en la piel con facilidad. El papel idóneo para limpiar y secar antes de hidratar con crema el tatuaje, es el papel de cocina. No presiones demasiado. Se trata de limpiar con agua tibia y con jabón PH neutro con suavidad y de esparcir una fina capa de crema para la curación del tatuaje. No debe se debe ver nada blanco pues sólo queremos hidratar sin tapar el tatuaje del contacto con el exterior, para así favorecer que éste esté lo más aireado posible.

El primer día, después de la ducha te pones otro film en la zona. Si no te duchas, permaneces con él hasta el día siguiente.

Por la mañana te quitas el film. Te limpias la zona con jabón PH neutro y agua tibia, te echas la crema muy esparcida y te pones otro film, con el cuál permaneces todo el día. A partir de este punto, procura que el tatuaje constantemente esté húmedo, bañado por una fina capa de crema. Por la noche te pones otro distinto y a partir del segundo día por la mañana permaneces con el tatuaje al aire lo máximo posible. Abandonas el uso del film. Evita ropa que deje pelusas o similares. El algodón y el lino por ejemplo están bien, la lana no.

Intenta que esté cubierto de crema constantemente durante los primeros cinco días. Del día cinco al diez o del cinco al veinte en los trabajos con relleno o más grandes, échate crema entre tres y cinco veces al día, dependiendo de la sequedad que presente el tatuaje. Intenta que no esté seco en ningún momento para una correcta curación. El tiempo es variable debido al tipo de piel y al tipo de tatuaje, puesto que la agresión no es igual en todos los casos.

Lava el tatuaje antes de echarle crema, especialmente los primeros días. Lávalo frotándolo suavemente y procura que esté húmedo y con una fina capa de crema de forma más o menos permanente. Poca crema. La que recomendamos es Balm o Bepanthol. Para los trabajos del línea da igual, pero para los trabajos con sombreados y especialmente con color, es mejor Balm. No inventes. La parafina no vale. La parafina aísla del aire. No queremos éso.

Evita agua clorada, agua del mar y en la medida de lo posible, el sol durante diez días. Evita también el ejercicio físico durante cinco días.

Después de aproximadamente entre diez y veinte días, cuando sientas que el tatuaje está curado porque está curada la piel y no hay presencia de costra y la piel vuelva a estar tersa y sana, abandona la crema.

Agunas sugerencias para los trabajos de realismo

Te vas del estudio con un film protector. Lo idóneo es que dejes este film hasta el día siguiente. Queremos aislarlo durante las primeras doce horas mediante el uso de vaselina.

De todos modos, si quieres ducharte esperas tres horas. Después de esas tres horas te das crema en una cantidad muy muy escasa. Durante los tres primeros días vas a hacer curado en seco. Te vas a echar crema una vez al despertarte y otra antes de irte a dormir. Cada aplicación de crema ha de ser mínima. No queremos llenarlo de crema. Queremos hidratarlo. A partir del cuarto día procurarás tenerlo constantemente hidratado y no forzarás la caída de la piel muerta. Convive con ella y que se caiga sóla, para evitar la pérdida de tonalidades más claras.

Recomendamos que no se use ningún tipo de film a partir de las primeras dos noches. Queremos evitar que te rasques, que el tatuaje entre en contacto con fibras de las sábanas, y que no manches la cama con tinta y sangre. No te alarmes. La presencia de sangre en el plástico al despertar es normal. Así va a ocurrir durante dos días.

Si en algún momento notas picor, no te preocupes. Es algo completamente normal, especialmente en los trabajos grandes. Si quieres experimentar alivio, puedes limpiar suavemente con jabón y agua fría, echarte crema y poner un film durante unas cuantas horas. Pero sólo excepcionalmente durante un día o dos.